Nuestras amplias áreas verdes, cubiertas de flores, árboles frutales y aves, estimulan al niño a descubrir la naturaleza y a aprender a respetar y disfrutar de su entorno. Nuestros árboles frutales les permiten a nuestros niños conocer el ciclo vital de las plantas. Nuestros juegos modulares, seguros y resistentes, estimulan el área motriz gruesa, permitiéndoles desarrollar habilidades motoras como: trepar, escalar, equilibrarse, etc. Disponemos de patios de invierno, donde se realizan diversas actividades corporales. Esta área permite, especialmente durante los meses más fríos, que los niños jueguen libremente en un espacio amplio y protegido.

Nuestras salas de actividades están equipadas con materiales de estándar profesional, especialmente desarrollados para la estimulación y el aprendizaje de los niños preescolares. Dentro de una cuidadosa y original decoración, el material didáctico se organiza en distintas áreas de trabajo: matemáticas, lenguaje, ciencias, vida práctica, sensorial y arte. El mobiliario se compone de mesas individuales y grupales, adecuadas para distintos tipos de trabajo. Disponemos de comedores independientes de cada sala de actividad, donde los niños se sirven sus colaciones y almuerzan. 

Durante los meses de invierno, la calefacción central mantiene los ambientes de trabajo a una temperatura entre 18° y 22°.

Respecto a la seguridad, nuestro establecimiento cuenta con un convenio de accidentes con Clínica Alemana, señalética para emergencias, extintores, una escalera de emergencia en el segundo piso y todo el personal con capacitación en primeros auxilios.